Prensa y globalización (II)

Continúa la intervención de Ulises Culebro.

«[…] Mi trabajo tiene una doble vertiente, como ilustrador y como editor de ilustradores. Como ilustrador, yo tengo un problema visual y lo intento resolver lo mejor que puedo, con el tiempo que tengo y de acuerdo con mi propia capacidad; es casi un pequeño problema matemático; me meto con eso, lo resuelvo, y el resultado para mí es siempre impredecible. Yo solo sé que tengo que resolverlo, y cuando creo que lo he terminado es cuando lo entrego. Y con respecto a los otros dibujantes, la tendencia normal de los editores es establecer toda una serie de límites en torno a los cuales el dibujante se tiene que mover para trabajar. Después de observar, he descubierto que, en vez de imponer una serie de límites para que la gente trabaje, es más fácil crear trabajos a la medida de los dibujantes. Con el tiempo, me he dado cuenta de que la mejor manera de poner a trabajar a los mejores dibujantes que han estado próximos a nosotros era entender qué era lo que a ellos les gustaba más hacer, qué es lo que mejor les salía, y crear un trabajo a su medida. De esa manera, ellos trabajan con gran comodidad, y lo resuelven con mayor rapidez y eficacia. Eso supone, de antemano, una cierta actitud “humilde” por parte del editor: intentas que una persona en la que tú confías exprese lo que tiene dentro para interpretar un problema de comunicación. Eso nos ha dado, con el tiempo, una experiencia más positiva, porque los dibujantes se sienten cómodos y lo hacen mejor. Uno lo único que tiene que hacer es una función de regulación.

Yendo hacia la situación actual de nuestro sector, pienso que todo este trabajo, que es un trabajo de creatividad y de comunicación, está viviendo un momento de contracción de mercado. En el mundo de la prensa, que es un mundo bastante lábil, estamos empezando a vivir un recorte de presupuestos, porque hay una caída de publicidad. Eso provoca directamente que se reduzca la cantidad de trabajo que se encarga: nos llaman nuestros jefes y nos dicen que tenemos que encargar menos dibujos porque tenemos menos presupuesto; que tenemos que intentar contraer las tarifas que se están pagando, porque no podemos pagar tanto. Descubrimos que en este momento hay una contracción prematura con respecto a lo que está pasando en otros sectores, donde probablemente pase más tarde; por ejemplo, en editoriales, que tienen tendencia a planear sus producciones cada año. Será una época en la que no habrá tanta producción en papel. […]»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS