Problemática actual en el mundo de la ilustración (IV)

Más extractos de la charla de Javier Zabala.

«— Los derechos de autor, contratos, etcétera. El álbum ilustrado hoy no es un producto de masas. Es para una élite más o menos ilustrada.

Pequeñas tiradas, que implican poco dinero, por lo cual hay que controlar muy bien los contratos que se firman, incluyendo las cláusulas para el extranjero, que suelen ser abusivas. Incluso hay colegas que han comenzado a reservarse los derechos para las ediciones en distintos idiomas.

— Venta de derechos en el extranjero. ¿Por qué las editoriales venden tan baratas las ediciones de sus libros en el extranjero? He preguntado a muchos ilustradores y nadie me ha sabido responder. Creo que hay una peligrosa “no percepción” de este asunto como un problema real.

Una buena amiga, ex editora de una gran editorial, nos da algunas claves: “No teníamos tiempo para vender los derechos de nuestros libros de una manera apropiada. Exceso de trabajo y/o falta de tiempo para hacer estudios de mercado, buscar, por ejemplo, editoriales con un fondo editorial afín; incluso, sin tiempo para leer los textos de los libros que se pretendían vender… Teníamos una tremenda sobrecarga de trabajo en España y trabajábamos la venta de derechos sin compensación, sin comisión ni incentivos económicos. Obviamente, nunca le dimos prioridad”. […]

Queda, pues, claro que en España no hay tradición de venta de derechos de literatura infantil y juvenil.

El mercado del libro de texto, tanto para España como para Latinoamérica, es el más interesante para las editoriales españolas. […]

Otros problemas frecuentes son la ausencia de contratos y las cláusulas abusivas (en algunas editoriales el 10% de la tirada se reserva para promoción del libro y no está sujeta a los derechos de autor, incluso en la 12ª edición, aunque ésta sea de 30.000 ejemplares).

Creo que ha llegado el momento de mirar los contratos con más profesionalidad y a la vez conseguir información que nos ayude a mover mejor nuestro trabajo fuera.

Arnal Ballester dijo una vez en una carta que para comprender la legislación que nos atañe como autores de una imagen «deberíamos dedicar al menos tanto tiempo como el que usamos para entender un complicado programa de ordenador», cosa que hacemos encantados normalmente.»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS