Problemática actual en el mundo de la ilustración (II)

Continuamos con algunos pasajes de la charla de Javier Zabala.

«— Problemas con el editor. Elige bien a tu editor (yo tardé 10 años en encontrar al adecuado, y no fue en España). El editor no creo que deba considerarse un enemigo, como tantas veces he oído. Un libro es algo que se hace en equipo. Yo prefiero trabajar con gente agradable, mejor aun con amigos. En una relación continuada con un editor de una editorial pequeña es prácticamente imposible no hacerse amigo de él…

Con las grandes, me conformo con la educación y el respeto mutuo, aunque muchas veces surgen también relaciones de amistad con los editores que más tratas… O, quizás, los tratas más porque se han convertido en tus amigos.

Por supuesto, que el editor tenga talento para desarrollar su oficio y aportar su punto de vista constructivo es muy importante a la hora de plantearse una relación profesional. Los libros lo suelen agradecer.

— El diseñador gráfico/director de arte. El diseñador gráfico es un enemigo en potencia o un gran aliado. Si no hay «química estética» puede resultar un gran problema para nosotros y sobre todo para el resultado final del libro.

Por otro lado hay, por suerte, diseñadores gráficos excelentes que tantas veces con su participación mejoran notablemente el resultado.

Y no podemos dejar de mencionar que esta función, cada vez más, la desarrollamos nosotros mismos, eso sí, casi siempre sin cobrarla… Esto es también un problema.

— El crítico y los premios y concursos. Son muy normales en el sector este tipo de reseñas: “Las bonitas ilustraciones de Pepe” o “Las ilustraciones de Pepe acompañan bien al texto”.

El problema: hay muy poca cultura gráfica en este país.

La casi inexistencia de premios para los libros ya editados. Hay muchos premios para buscar novedades, utilizados como cantera barata por las editoriales.

— El tiempo. El tiempo insuficiente para hacer un trabajo, obviamente, es un problema.

Si te pagan poco no le puedes dedicar el tiempo que te gustaría. No puedes estudiar el trabajo, documentarte, experimentar… lo suficiente. Si te pagan poco, en seguida tienes que coger otro trabajo y otro más… La solución suele ser elegir un editor que te deje tiempo, o plantear tú mismo un proyecto y presentárselo a un editor.»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS