Desde hace ya un par de años que el sector de la ilustración en prensa de papel viene sufriendo problemas. Quizás ahora se acuse, o se aproveche para dejar a la gente sin su puesto de trabajo, pero la realidad es que los periódicos, amparados en que han sido absorbidos por grandes grupos de medios de comunicación, dicen que no pueden realizar contratos, pero a la hora de la verdad, cuando finalmente realizan un contrato, son totalmente bilaterales, donde el acuerdo no existe y encima, te lo hacen firmar en los despachos de los directores, sin posibilidad de llevártelo y leerlo. Para que decir de modificaciones.